sábado, 1 de agosto de 2015

DONDE NAVEGAMOS, NOS BAÑAMOS Y FUIMOS FELICES

En el mejor hotel de cinco estrellas del mundo; despertando los sentidos; olor a sierra, el sonido del armonioso e incesante discurrir del agua por el río, vista a un estrellado y despejado cielo, el tacto de la hierba fresca. Y después de dormir navegamos, nos bañamos y fuimos felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total